El hombre como problema teórico o como problema práctico

El hombre como problema teórico o como problema práctico

En referencia al problema del hombre como problema filosófico existen dos aspectos esenciales y complementarios: su planteamiento teórico y su consecuencia práctica. Y estos e da porque plantearse el problema sobre nuestra esencia y origen es evidentemente un problema teórico, teniendo que además responderse (o intentar responder) esta pregunta, involucra establecer criterios prácticos de conducta.

Ejemplo: supongamos que Dios existe, y si fuera así, su resolvería definitivamente la cuestión teórica acerca del origen del hombre, y la consecuencia práctica sería evidente (tendríamos que seguir un plan divino).

Y si tenemos que no existe, la consecuencia práctica en este caso implicaría buscar un sustento racional que justifique nuestra acción y, nos convenza a actuar en función de un deber.

Share on Google Plus

About Carpeta Pedagógica

Plataforma educativa de recursos educativos digitales
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario